Diccionario financiero de Bigbank

Te explicamos los términos más frecuentes utilizados en la solicitud de un préstamo.

22 enero • Bigbank España




Diccionario Financiero: ¿Qué significan los términos más frecuentes en la solicitud de préstamos?

¿Cuántas veces has oído en la televisión términos como TAE, TIN o periodo de amortización? ¿Tienes claro lo que significan o lo que pueden implicar a la hora de solicitar tu préstamo personal? A continuación, te explicamos de manera sencilla (¡o eso esperamos!) los términos más habituales.


TIN

Son las siglas correspondientes a Tipo de Interés Nominal y es probablemente uno de los términos que más te sonarán. El TIN hace referencia al porcentaje fijo de dinero que te cobrará la entidad financiera por prestarte la cantidad que tú hayas solicitado. El TIN no tiene ningún tipo de gasto asociado. Este tipo de interés, al igual que la TAE, son conceptos recogidos por el Banco de España.


TAE

Hace referencia a la Tasa Anual Equivalente y es el término a tener en cuenta más importante ya que es el que más se ajusta a la realidad. La TAE incluye el coste total del préstamo, esto es, comisiones, intereses, gastos y el tiempo de amortización.

Seguro que en algún momento has visto campañas de publicidad donde indicaban “Consigue tu préstamo al 0%”, ahora sabes, que un préstamo al 0% TIN puede salirte más caro que otro al 5% TAE. ¡Fíjate siempre en los gastos y comisiones vinculados a tu préstamo!


Periodo de amortización

Es el tiempo establecido para la devolución del préstamo (el importe que has solicitado, más los intereses y comisiones que genere). Este periodo puede variar y nuestra recomendación es que siempre intentes devolver el dinero prestado en el menor tiempo posible. Es cierto que esto hace que la cuota mensual sea más elevada pero tendrás que pagar menos intereses.

En Bigbank los periodos de amortización varían en función del tipo de préstamo. Para el Préstamo Verde está entre 12 y 72 meses y entre 24 y 60 meses para el Préstamo Personal.


Periodo de desistimiento

Puede ser que después de haber solicitado tu préstamo te arrepientas y quieras cancelarlo. ¡Quién sabe, puede haberte tocado la lotería! Si esto ocurre en los 14 días siguientes a la firma del contrato, todas las entidades financieras están obligadas a cancelar el préstamo sin ningún tipo de comisiones o intereses. En nuestro caso, este periodo de desistimiento lo alargamos hasta 60 días, al fin y al cabo, lo que buscamos es tu confianza.


Comisión de apertura

Es el importe que se paga al formalizar el préstamo y que está justificado por los gastos administrativos y de gestión. Se calcula con un porcentaje sobre el dinero solicitado.


Este importe se paga en el momento de formalizar el préstamo aunque también puede financiarse e incluirse dentro del préstamo. En este caso, tienes que tener en cuenta que estarás pagando los intereses que genera esta comisión. En Bigbank, por ejemplo, el Préstamo Verde no cuenta con comisión de apertura.


Comisión por cancelación o reembolso anticipado:

Este término hace referencia a la cantidad que te cobrará la entidad por cancelar el préstamo parcial o totalmente de forma anticipada. Hay ocasiones, sobre todo si nos queda poco tiempo para amortizar el préstamo, que puede salir más ventajoso mantenerlo. Por ley, este porcentaje no puede ser superior al 1% del importe reembolsado cuando el periodo entre el reembolso anticipado y en vencimiento del contrato sea mayor a 1 año. Si el periodo no supera el año, esta comisión no podrá ser mayor del 0,5% del importe reembolsado de forma anticipada.


Interés por demora

También conocido como Interés Moratorio es el porcentaje que cobrará la entidad sobre las cuotas impagadas de un préstamo y que tiene también en cuenta los días de retraso en el pago. Está justificado como indemnización por los daños y perjuicios causados por no cumplir con el pago. Estas condiciones deben estar recogidas en el contrato firmado


Cuota mensual

Es la cantidad que tendrás que pagar cada mes hasta el vencimiento del préstamo. Se calcula en base al importe solicitado, los intereses, gastos y comisiones y el tiempo de amortización elegido.


Con el pago de este importe mensual estarás haciendo frente a parte del capital prestado y parte de los intereses. Es muy importante conocer cuál será la cuota del préstamo dado que en base a ello podrás decidir en cuántas mensualidades vas a pagar. Como hemos comentado anteriormente esto es muy importante porque con una cuota mayor podrás reducir el número de mensualidades lo que repercutirá en menos intereses.


Moroso

Este término es más fácil de entender y todos sabemos lo que significa. En términos financieros hace referencia a la persona que no paga a tiempo una deuda contraída, pero ¿sabías que este término viene del latín y que su origen está ligado al de una persona de carácter difícil?


Ahora que podemos entender algo mejor los términos relacionados con los préstamos, recuerda:


Piensa siempre en la cantidad que necesitas

Nunca pidas más dinero del que te hace falta. Cuanto mayor sea la cantidad solicitada, mayor serán los intereses.


Ten en cuenta que a mayor tiempo de amortización

por lo general, mayores intereses. Opta siempre por los tiempos de amortización que, dentro de tus posibilidades, sean más cortos.


Busca la financiación adecuada

Saber a qué se va a dirigir el dinero solicitado puede ahorrarte mucho dinero. Las entidades financieras contamos con productos específicos en los que en función de la finalidad varía el tipo de interés. Por ejemplo, en el caso de Bigbank, la compra de un vehículo nuevo cuenta con un TIN de 5,75% y TAE de 7,04% y el préstamo para la compra de un vehículo eléctrico con un TIN de 3,99% y TAE de 4,06%. Si tienes claro que el dinero lo quieres para comprar un coche eléctrico, sin duda, te compensará solicitar un Préstamo Verde en lugar de un Préstamo Personal o un Préstamo Plan.


Y por último, es muy importante informarse y analizar las distintas opciones que puedes encontrar en el mercado. Por lo general, recurrir al “dinero rápido” implica riesgos. Opta siempre por entidades especializadas, transparentes y reguladas por el Banco de España.

Si todavía te queda alguna duda ya sabes que nos tienes a tu disposición. Pregúntanos, sin compromiso.


Desde Bigbank queremos dar apoyo a los proyectos sostenibles, por eso hemos creado el préstamo verde. No te lances a comprar ni renuncies a nada sin conocer lo que podemos ofrecerte.