Consejos para reformar tu casa

Te damos algunos consejos para evitar que la reforma de tu casa se salga de lo previsto

29 enero • Bigbank España




Consejos para reformar tu casa

Las reformas pueden conducir a gastos extra que no habías contemplado. Sobre todo, si el dinero es para invertirlo en la reforma de tu hogar. Te damos algunos consejos para evitar sorpresas y que la reforma de tu casa se mantenga dentro de lo previsto.


Pide varios presupuestos

Y pide que esos presupuestos sean detallados y por partidas. Cuanto menos genéricos sean, más fácil será exigir el trabajo que pedías desde el principio. Además, esto te dará una idea del precio real, en mercado, del trabajo que estás solicitando. No vas a quedarte con el más caro, claro. Tampoco es buena idea escoger siempre el más barato.


Examina que la desviación de precios sea razonable. Comprueba también la reputación de la empresa que vas a contratar. Hoy en día todo el mundo está en internet. Busca opiniones de clientes, fotografías con el resultado final... Los foros especializados son grandes fuentes de información.


Qué debes exigir a una empresa de reformas

Asegúrate de que la empresa estudia bien tu caso.


Muchas empresas de reformas presupuestan por debajo. Luego es cuando surgen los "imprevistos" y por ahí se van muchos de los euros de préstamos para vivienda.


Exige que te facturen con IVA. Es una garantía para poder reclamar en el caso de que surja algún problema o imprevisto.


Exige la firma de un contrato. La mayoría de las empresas de reformas te dirán que con el presupuesto es suficiente. Sin embargo, los presupuestos no incluyen plazos de ejecución. Tampoco dicen nada acerca de quién cubre desperfectos ocasionados por los trabajadores.


Todos esos detalles sí aparecen en un contrato formal. Si tu obra es pequeña quizá no quieras pasar por más papeleo, pero en el caso en el que la obra sea de mayor magnitud es recomendable dejar todos los puntos por escrito.


Cuándo debes pagar

Es costumbre, y además es legal, que te pidan un pago adelantado por el precio de los materiales más un porcentaje del trabajo. Trata de que este pago adelantado se mantenga en el mínimo posible.


Si al final de la obra tienes que pedir que retoquen algo que hayan dejado mal o que no se ajuste a tus instrucciones, no tendrás nada con lo que hacer presión.


Recuerda: si no tienes un presupuesto detallado ni un contrato y, además, has pagado todo lo que te han pedido por adelantado, hay muchas posibilidades de que tu preciosa casa no quede como tú deseabas.


En numerosas ocasiones es necesario disponer de un presupuesto adicional para acometer la reforma que te has planteado. Si es el caso, puedes acudir a múltiples entidades de crédito que ofrecen préstamos para esta finalidad.

Es el caso de Bigbank, que ofrece el Préstamo Hogar, con el que podrás solicitar de manera rápida y sencilla hasta 15.000 eur para un proyecto de reforma del hogar, y con algunas ventajas como el periodo de desistimiento de 60 días y la cancelación total o parcial del préstamo sin comisiones.