10 pasos para ahorrar energía

Descubre los 10 pasos para ahorrar energía en tu hogar

2 noviembre • Bigbank España

"Pide tu préstamo aquí"


  • 10 pasos para ahorrar energía



    Cada día, millones de hogares derrochan energía. El malbaratamiento de energía es una causa del cambio climático y otros males de nuestro entorno. En Bigbank estamos comprometidos con el medioambiente. Por eso, te hemos preparado una lista de consejos para que puedas ahorrar energía en casa. Tu bolsillo te lo agradecerá tanto como nuestro planeta.


    Los 10 pasos que debes seguir para ahorrar energía en casa


    Una inversión para gastar menos energía puede suponer el ahorro de mucho dinero en poco tiempo. Calcula bien los beneficios que te supone y todas las opciones que tienes para empezar a ahorrar energía desde ya.


    ¡Lee con atención los 10 mandamientos del ahorro de energía!


    1. Invierte en un buen aislamiento en paredes, puertas y ventanas


    Evitar que el frío de la calle entre en casa es fundamental. Está comprobado: la mayoría del derroche eléctrico se da por culpa de puertas y ventanas que no cierran correctamente.


    Si las paredes de tu vivienda son exteriores, vale la pena hacer una reforma para un aislamiento correcto. Lo mismo pasa con el techo. No escatimes en gastos, ni en ventanas ni puertas. Ambas deben hacer bien su función de aislamiento.


    Con un buen aislamiento tu vivienda te permitirá ahorrar energía y amortizarás la inversión en muy pocos años.


    2. Usa sistemas de calefacción y aire acondicionado eficientes


    La mejor opción para ahorrar energía en calefacción son las bombas de calor clase A. Los sistemas de calefacción eléctricos suelen generar un gasto muy elevado y la factura a final de mes es desorbitada.


    Si dispones de caldera, cámbiala por una de condensación. Estas trabajan con menos gas y su repercusión, tanto en la economía como en el medio ambiente, es muy positiva.


    3. Cambia las bombillas para ahorrar energía


    Aunque cuesten un poco más, las bombillas led se amortizan muy rápidamente. Si cambias toda la iluminación de tu casa por luz led, notarás un cambio significativo en muy poco tiempo.


    El uso de bombillas incandescentes, o incluso las halógenas, forma parte del pasado. Su consumo es demasiado alto y, consecuentemente, la factura también.


    4. Lucha contra el “consumo silencioso”


    No lo ves, pero está ahí. Esa inofensiva lucecita roja de la tele que nos indica que el aparato está en stand by es nuestra peor enemiga. La puedes ver en aires acondicionados, portátiles, cargadores, equipos de música, consolas… ¡Ni te das cuenta, pero está lleno!


    Se calcula que, si desenchufamos siempre los aparatos en stand by, nos ahorramos del 10% de todo lo que consumimos. Así que ya lo sabes: si quieres ahorrar energía, apaga la lucecita roja.


    5. Cuidado con la calefacción


    Llegar a casa y encender la calefacción al máximo no es una de las mejores opciones para ahorrar energía. Cada grado de más en la temperatura significa un incremento del 7% del impacto económico en tu factura. Para gastar poco sin tener que ponerte el abrigo en el sofá, sigue estos sencillos pasos:

    • Mantén la temperatura entre 19º y 20º
    • En la zona de dormitorios puedes dejarla entre 15º y 17º
    • Si tienes radiadores, púrgalos al principio del invierno
    • No pongas muebles ni otros obstáculos delante de la salida de calor


    6. Invierte en buenos electrodomésticos


    La lavadora, la secadora y el lavavajillas. Estos tres aparatos pueden ser héroes o villanos en tu lucha para ahorrar energía. Así que no te lo pienses. Un electrodoméstico eficiente, aunque parezca más caro a la hora de comprarlo, es mucho más rentable.


    7. Tu frigorífico no es el Polo Norte


    Aunque el frío ciertamente conserva los alimentos, no hace falta exagerar. Tu nevera debería estar entre 3 y 5 grados centígrados. Y la temperatura de tu congelador no debe bajar de los -10ºC.


    Con estos niveles, tu comida estará perfectamente apta para el consumo. Este es una de los consejos más fáciles que te damos para ahorrar energía.


    8. Ajusta la potencia


    Si en tu casa casi nunca saltan los plomos, quizá te convenga investigar un poco sobre tu potencia contratada. Te vas a gastar casi 50€ al año por 1,15 Kw de potencia contratada. Eso significa que, si reduces esta potencia, vas a ahorrar energía directamente en tu factura.


    9. La limpieza es muy importante


    Tenemos un montón de máquinas en casa que se usan constantemente. Debemos detenernos a comprobar su estado de vez en cuando. Por ejemplo, los radiadores deben estar limpios. Tenemos que descongelar el congelador de vez en cuando para deshacer el hielo de algunas zonas. La lavadora y sus filtros deben estar limpios por dentro, etc.


    10. El microondas gasta menos que el horno


    Si tienes que calentar comida, elige el microondas. El horno es una fuente demasiado alta de energía para simplemente calentar algo. Úsalo solo cuando vayas a preparar un buen plato, para todo lo demás, utiliza el microondas.


    Sigue todos estos consejos para ahorrar energía de forma eficiente y económica. Cualquier euro que inviertas en ahorrar energía repercutirá positivamente en tu bolsillo en muy poco tiempo.


    Hazte con los mejores electrodomésticos o empieza hoy mismo a mejorar tu casa con los préstamos de Bigbank. La mejor forma de empezar tus proyectos.


    Ahora que ya conoces las facilidades que tienes a tu alcance, solo te falta dar el primer paso. Nos adaptamos a ti, ¡compruébalo!