Un Black Friday seguro

Todas las claves para sobrevivir al día más comercial del año.

21 noviembre • Bigbank España

  • Un Black Friday seguro: todas las claves

    La publicidad del Black Friday está a punto de tomar radio, televisión e internet por asalto, así que ya es hora de prepararse para evitar gastos innecesarios. ¡Vamos a intentar disfrutar de un Black Friday seguro!



    ¿Qué es el Black Friday?


    El Black Friday es la fecha en la que se da el pistoletazo de salida para las compras navideñas en Estados Unidos. Es el día siguiente al de Acción de Gracias, cuya celebración tiene lugar el cuarto jueves de cada año. En 2017 la fecha exacta es el 24 de noviembre.


    Aunque hay quien dice que el nombre se debe a que es en esta fecha cuando las cuentas bancarias de los comercios pasan de números rojos a negros, la verdad es que fue el New York Times quien bautizó este día en uno de sus titulares. En él hablaba del caos de tráfico en la ciudad debido al día de rebajas.


    El Black Friday llegó a España en 2010 de la mano de Apple y, desde entonces, se ha convertido en una fecha esperada por todos los adictos a la tecnología; aunque, cada vez más, las ofertas de este día se aplican a productos que nada tienen de tecnológicos.


    Por primera vez en su historia, Bigbank se suma al Black Friday ofreciendo todos sus productos al 2,99% TIN. Este tipo de interés estará disponible para los nuevos clientes que quieran contratar cualquiera de los productos que ofrecemos (préstamo verde, reformas del hogar, viajes, …). Para más información consulta la web www.bigbank.es


    Black Friday seguro: los derechos del consumidor


    Los derechos del consumidor son los mismos durante todos los días del año. No varían en periodos de rebajas ni en días extraordinarios. Una buena manera de garantizarte un Black Friday seguro es conocerlos. Si no, no podrás exigirlos ni sabrás si los vendedores están abusando de ti como consumidor.


    • En primer lugar, el vendedor debe informar con claridad sobre los periodos en los que los descuentos están efectivos. Así, el consumidor no se encontrará con sorpresas desagradables a la hora de pagar.

    • Evaluar el descuento real es básico, así que el precio "normal" debe estar marcado en la etiqueta junto al precio rebajado.

    • En caso de compra por internet, el plazo máximo de entrega son 30 días. Si la entrega sufre un retraso injustificado, el consumidor tiene derecho a una compensación del doble de lo que pagó.

    • El plazo de devolución (desistimiento de la compra es su nombre técnico) es siempre de 14 días. Pero si este plazo no estaba especificado en la web o si no se informó al cliente, se amplía hasta un año.


    Un Black Friday seguro también en la transacción


    Muchos de nosotros desconfiamos de los vendedores durante el Black Friday, pero se nos olvida que, durante el día del año que más transacciones económicas se realizan, los que de verdad hacen su agosto son los delincuentes cibernéticos. ¿Qué medidas podemos adoptar para disfrutar de un Black Friday seguro?

    • Alrededor del Black Friday se multiplican los intentos de acceder a información confidencial mediante técnicas de phishing, así que es el momento de estar muy pendiente de la bandeja de entrada y no abrir correos de remitente desconocido. Por supuesto, dar datos de cuentas bancarias o contraseñas de cualquier tipo está fuera de discusión.

    • Es preferible actualizar el software de nuestros dispositivos electrónicos. Estas actualizaciones suelen llevar mejoras en el sistema de seguridad, que siempre es conveniente tener al día.

    • La wifi utilizada para navegar mientras compramos no debería ser nunca pública. Como estas redes no tienen ningún tipo de contraseña, son las preferidas de los delincuentes, porque requieren menos esfuerzo.

    • Es necesario usar siempre plataformas de pago seguras. Paypal se ha convertido en un referente, pero también se puede pagar con tarjetas prepago.


    Precauciones adicionales que podemos usar todo el año


    Ya sabemos cómo disfrutar de un Black Friday seguro. Pero debemos tener en cuenta estas precauciones en otras épocas señaladas como Halloween, Navidad, San Valentín e, incluso, el Día del Libro. En ellas estamos expuestos a caer en la tentación de comprar por impulso durante todo el año. Disponer de un sistema propio para controlar caprichos ayuda no solo a gastar menos, sino también a potenciar el ahorro.


    Dentro de ese sistema debería encontrarse la regla de no comprar nunca sin consultar con un experto. No se trata de llamar a un consultor, sino de visitar páginas web de empresas de reconocido prestigio que ofrezcan el producto que deseamos. Para asegurarnos de que la ganga que hemos visto tiene todas las características necesarias.


    Comparar precios y características de diferentes modelos y tiendas no solo asegura un Black Friday seguro, sino que es una buena práctica para cualquier compra.

    En el caso de electrodomésticos sostenibles, para los que nosotros ofrecemos nuestro préstamo verde, por ejemplo, es vital conocer qué modelo se adecua a nuestras necesidades y contamina menos. Eso no puede saberse sin comparar.


    Leer la letra pequeña evita malos entendidos. Sucede lo mismo con los gastos de envío. Si el producto es muy barato pero los gastos de envío resultan excesivos, algo extraño está sucediendo.